MINISTROS DE SATANAS DISFRAZADOS DE MINISTROS DE DIOS

MINISTROS DE SATANAS DISFRAZADOS DE MINISTROS DE DIOS
Dentro de la sociedad pentecostal contemporánea es alarmante e inaudíto lo que vamos a exponer en este punto, pero bíblicamente es tan real como que Jesús vive en mi. A través de los años de haber asistido a una iglesia hemos llegado al punto de creer que todos aquellos señores que sacan una biblia para predicar, tienen una iglesia local y legalmente son pastores dentro de la sociedad evangélica son ministros de Dios y en este punto vamos a desmentir esta gran mentira diabólica.
2 Cort 11: 13,14,15 PORQUE ESTOS SON FALSOS APOSTOLES, OBREROS FRAUDULENTOS QUE SE DISFRAZAN COMO APOSTOLES DE CRISTO. v. 14 Y NO ES MARAVILLA, PORQUE EL MISMO SATANAS SE DISFRAZA COMO ANGEL DE LUZ.
v. 15 ASI QUE, NO ES EXTRAÑO SI TAMBIEN SUS MINISTROS SE DISFRAZAN DE JUSTICIA; CUYO FIN SERA CONFORME A SUS OBRAS. Si yo le digo a mi mujer que la amo y la quiero y yo vengo de la casa de mi amante de tener relaciones soy un falso, mentiroso y engañador, porque lo que prevalece ante Dios no es lo que yo diga, sino lo que yo haga y esto es lo que aún el pueblo no ha entendido; Es decir que un pastor no es pastor porque abre una biblia y predica de ella, sino porque su caminar es el mismo de Cristo y sus doce. Si tu quieres saber si tu pastor no está disfrazado o comprado por el enemigo nunca pongas tu mirada en lo que él diga sino en lo que el haga, puesto que en este detalle es donde podrás saber si tu pastor es de Dios o de Satanás, pues no creas que Satanás no tiene sus pastores, porque si los tiene y también predican de la misma biblia que tú tienes pero trangiversadola, porque de esta manera pierde su efectividad que es la salvación, puesto que esto es lo único que le interesa a Satanás. Y estos ministros de Satanás las cuatro características que los delata son las siguientes:
Hch. 13.10 DIJO: TU, HIJO DEL DIABLO, QUE ESTAS LLENO DE TODO ENGAÑO Y FRAUDE, ENEMIGO DE TODA JUSTICIA, ¿NO CESARAS DE TORCER LOS CAMINOS RECTOS DEL SEÑOR? ENGAÑADORES: Estos ministros de Satanás mienten y engañan porque dicen una cosa y ellos hacen otra y lo hacen bajo la estrategia de mezclar versículos, trangiversarlos y sacarlos de sus contextos para satisfacer sus propósitos que son; Fama, poder, protagonismo y dinero. Así que aquellos que posean estas cuatro características no te extrañe que sean hijos de Satanás, puesto que las características de Cristo son; humidad, sencillez, austeridad, bondad, amor, transparentes, íntegros, santos, etc… y esto es contrario a la fama, poder, imperio, protagonismo y economía. FRAUDULENTOS: Obtienen beneficios económicos, fama y poder a través de un pueblo que desconoce la biblia con engaños de la misma biblia y su estrategia es que ellos hacen lo contrario a lo que dicen y (alteran la biblia sacando los textos de sus contextos), puesto que jamás podrían vivir bajo los requisitos que la misma biblia les impone. INJUSTOS: Viven con lujos, derrochadores, opulentos, y cientos de gastos innecesarios, etc… cuando en su misma iglesia existen personas que no saben si mañana tendrán para comer, pagar luz o alquiler, zapatos para sus hijos, etc… Y la estrategia que utilizan es que no comparten con nadie (solo los de la foto) para que nadie vea su lujosa y opulenta vida. TORCEDORES DE LA PALABRA DE DIOS: Utilizan la biblia alterándola, mutilando, torciéndola y trangiversandola para ellos llenarse de fama, poder, protagonismo y economía. Para poder saber quien es un ministro de Satanás y quien no lo es, sin necesidad que tengas que agarrar un lupa, solamente observa a tu pastor el día que ocupó el pulpito y mira la economía que tenía, estilo de vida, si se lleno de fama, poder y protagonismo y obsérvalo hoy en día y si ha adquirido tu pastor con el transcurrir de los años estas desviaciones es porque empezó en el espíritu y acabó en la carne, porque Satanás lo compro con dinero, fama y poder. Pues es el mismo método de compra que quiso utilizar con Jesucristo cuando lo llevo al pináculo Lc. 4. 5,6,7. (fama, poder y economía)
Lc. 18.11 EL FARISEO, PUESTO EN PIE, ORABA CONSIGO MISMO DE ESTA MANERA: DIOS, TE DOY GRACIAS PORQUE NO SOY COMO LOS OTROS HOMBRES, LADRONES, INJUSTOS, ADULTEROS, NI AUN COMO ESTE PUBLICANO. v.12 AYUNO DOS VECES A LA SEMANA, DOY DIEZMOS DE TODO LO QUE GANO. En estos dos versículos vemos claramente que las acciones que hacen los hijos de Dios como (ayunar, orar, mantener la iglesia y guardarse del pecado delante de la sociedad, etc…) también las hacen los fariseos porque el trabajo de los hijos del Diablo es imitar a los hijos de Dios y recuerda que el mismo Jesucristo le dijo a los fariseos que su padre era Satanás. El hecho de que prediquen de la biblia y tengan una iglesia no es ningún tipo de credibilidad para que sean ministros de Dios, pues para que así sea tienen que tener el mismo estilo de vida que tuvo Jesucristo y sus doce apóstoles (servicio, amor, austeridad, humildad, integridad, transparencia, sencillez, santidad, dominio propio y muerte). De no ser así o contrario a estas virtudes te tengo una mala noticia y es que el ministro que dirige la iglesia a la cual asistes es un ministro de Satanás, puesto que la cizaña (hijos del Diablo) crece con el trigo (hijos de Dios), indicando esto que los hijos del Diablo se encuentran donde están los hijos de Dios (iglesias cristianas) y es por lo mismo que he decidido de crear un punto para este tema y poder abrirle los ojos a quien Dios quiera que le sean abierto.
CONCLUSION: A todos aquellos que no se les abra los ojos después de haber estudiado este punto es porque:
2 Cort. 4 3,4 PERO SI NUESTRO EVANGELIO ESTA AUN ENCUBIERTO, ENTRE LOS QUE SE PIERDE ESTA ENCUBIERTO; EN LOS CUALES EL DIOS DE ESTE SIGLO CEGO EL ENTENDIMIENTO DE LOS INCREDULOS, PARA QUE NO LES RESPLANDEZCA LA LUZ DEL EVANGELIO DE LA GLORIA DE CRISTO, EL CUAL ES LA IMAGEN DE DIOS. Es decir que existe un evangelio encubierto y otro descubierto y el que lo encubre es Satanás (parábola del sembrador), y Dios permite esto porque El no tiene ni planes, ni salvación para aquellos que reciben y absorben un evangelio encubierto y la mayoría que asisten a una iglesia pentecostal lo que reciben es un evangelio encubierto por el mismísimo Satanás y lo hacen a través de sus ministros; Personas que Satanás compro con fama, poder y dinero a cambio de que estos tuerzan la palabra de Dios, para que así de esta manera millones de almas vayan al fuego eterno por haber estado alimentando un falso imperio religioso, aunque parecido al reino de Dios, y lo hacen de la siguiente manera: 1.- Mezclan el A. Test. con el N. Test. para confundir. 2.- Sacan textos de sus contextos para sus propios beneficios, pues ese es el salario que Satanás le da a sus hijos. 3.- Imitan a los verdaderos siervos de Dios con sus labios, aunque con sus hechos no pueden, siendo esta la diferencia. 4.- Aparientan piedad, bondad y misericordia en sus predicaciones, pero con sus hechos la niegan. 5.- Conocen la biblia, pero no la viven porque no tienen la gracia de Dios para poder vivir bajo las mismas condiciones y características que Jesús y sus doce vivieron. 6.- Predican de muerte y ellos viendo dulcemente, hablan de coronas de espinas y ellos envuelto en una corona de gloria. 7.- Dirigen sus iglesias como ellos creen conveniente (textos fuera de sus contextos) y no como indica la biblia (textos dentro de sus contextos). 8.- Estos luchan y se esfuerzan por ensanchar las esquinas de sus iglesias locales y desechando con sus hechos a las personas que asisten a dicha iglesia, alterando los habitáculos de Dios. 9.- Dirigen las iglesias sobre el pueblo y no entre el pueblo, creando una monarquía eclesiástica y desechando la soberanía de Cristo. 10.- Todo lo que ellos dicen, piensan y hacen es alrededor de su propio protagonismo, fama, poder y economía. 11.- Sacrifican a cualquier oveja que se interponga a sus planes y sus planes son indiscutiblemente textos bíblicos fuera de sus contextos. 12.- Crean doctrinas monárquicas como la del apostolado, para que nadie los pueda destronar, tomando estos el cetro de Dios para dirigir, arrancando la teocracia de Cristo para acapararla ellos mismos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: