LAS OBRAS

LAS OBRAS

Mt. 22. 37 al 40  AMARAS AL SEÑOR TU DIOS, CON TODO TU CORAZÓN, CON TODA TU ALMA Y CON TODA TU MENTE, ESTE ES EL PRIMER Y GRANDE MANDAMIENTO, Y EL SEGUNDO ES AMARAS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO.Dios reduce toda la biblia a 2 estatutos en este tiempo e impuso no solo a Dios amar, sino al prójimo también amar, porque a Dios se le busca en Espíritu y en verdad y delante de la sociedad podemos aparentar y fingir que amamos a Dios y tal vez es mentira, pero nos mandó amar al prójimo y ahí es donde muere la mentira y la hipocresía, pues al prójimo puedes fingir alguna que otra vez amarle, pero no siempre, porque te saldrá tu verdadera naturaleza, al no ser que verdaderamente lo ames, pues por sus frutos los conoceréis dice el Señor, y el amor es un fruto. Dios también dejo al prójimo a tu lado para que se personifique la obra de Dios aquí en la tierra, pues ¿cómo puedes amar a Dios que no lo ves, sino amas al prójimo que lo ves?. El prójimo juega un papel muy importante en el plan de Dios, pues recuerda que si tu no le hablas de Dios u otro no te hablo de Dios, ¿cómo seremos salvos?.   Analicemos una cadena de versículos, para entender el valor de las obras sobre el aspecto de la salvación que está creando tanta polémica, puesto que unos dicen que las obras influyen y otros no.

Efe. 2.8, 9  POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS, PUES ES UN DON DE DIOS; NO POR OBRAS PARA QUE NADIE SE GLORÍE.  Vemos aquí, que el ser humano no tiene que añadir ningún tipo de elemento a la salvación, porque completamente nos la brinda el Señor, solamente con la fe, y ahora veremos cómo funciona esta.

Stg. 2. 14 al 26  LA FE SIN OBRA ESTA MUERTA.  Aquí en estos versículos nos comenta que si una persona está llena de fe, automáticamente tiene y debe de estar llena de obras, de lo contrario su fe es fingida o muerta.Así que cuando quieras ver la fe de un hermano o de una iglesia mira sus obras, por eso mismo yo no creo en las iglesias o personas que no realizan ningún tipo de obras, porque son iglesias o personas muertas en fe. Las obras no es ni más ni menos que la segunda parte del versículo que iniciamos “amar al prójimo”, Dios nos dejó al prójimo, para finalizar su obra sin ningún tipo de hipocresía. El amor de Dios tiene que ser puro y sincero, pero si una persona no ama al prójimo, es decir te das por él en todo el sentido de la palabra según tus posibilidades (techo, comida, ropa, trabajo, amistad, etc…), no tienes a Dios. Si tu prójimo tiene necesidad, y tú no le apoyas, y tú puedes ayudarle, te aseguro que no tienes fe y sin fe es imposible ver a Dios;  Pues no creamos que el reino de Dios se encierra en ir a un culto, escuchar al pastor y volver a casita contentos, el reino de Dios es algo más que ello; es nacer de nuevo, tomar cada día la cruz y seguirle, obedecer a su palabra, dar tu vida en pos de las necesidades de otros, y todo aquel que estas característica no son reflejadas en él, debes de pensar que ahí hay gato encerrado. La obra no da la salvación a una persona, pero si define la fe de una persona, la obra es el termómetro de la fe en las personas, y la que saca a la luz la hipocresía de una persona o de una iglesia. Automáticamente alguien lleno de fe, que pasa por delante de una situación que amerita de nuestro apoyo, el Espíritu Santo no nos dejara tranquilo hasta que obremos en esta causa, pero el que está lleno de letra, religión, leyes, costumbres y paradigmas pasara desapercibido.  Lo único que hay que mirar es lo que hacen y así podrás comprobar la fe que tienen en Dios. Estamos en un país que se ha puesto de moda los mega templos y las aglomeraciones de masas en las iglesias, y en vez de ovejas parecen enjambres de abejas, ¿qué tipo de miel tan dulce darán, para atraer a tantas abejas?, !si el vivir en Cristo es muy duro¡, tengo curiosidad por saber qué cosas tan agradables dirán, pero sí sé que con su misma boca morirían, puesto que el vivir en Cristo son hechos y no palabras, cuento una anécdota.   Hace años en Palencia (España) entre en un restaurante a comer y vi un esturión disecado en la pared, y debajo del esturión en madera tallada una frase que decía: DE NO HABER ABIERTO MI BOCA NO ESTARÍA AQUÍ  Y algo similar sucederá el día del juicio, por abrir tanto la boca.  

Mt 7. 21  NO TODO EL QUE DIGA: SEÑOR, SEÑOR, ENTRARA EN EL REINO DE DIOS, SINO EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE MI PADRE, QUE ESTA EN LOS CIELOS. Solo los que hacen su voluntad, y no los que están todo el día Señor, Señor, es decir los que hacen y no los que dicen, y volviendo a las multitudes de Guatemala, algo incomprensible es que un mega templo que tiene 20.000 personas, y no realizan obras es una iglesia que está muerta por dentro (sin fe), y la mayoría lo que hacen es aplicarle LAS MIGAJAS DE LAZARO, es decir ordeñar un poquito extra al pueblo y hacer una mínima miserable acción social, para justificarse, pero lo que será juzgado es la actitud de la acción del corazón y nunca la acción, puesto que El pesará los corazones y un ministerio con un pueblo de 20.000 personas que diezman inclusive, y recogen unas cantidades soberbias de dinero, y todo lo gastan entre el reparto de sueldos, en gastos de templos y en sus extravagantes estilos de vidas; esta malversación de fondos es una abominación, porque la mayoría de este dinero debería de ser para los menos afortunados de la iglesia y el 90% del dinero es utilizado para el protagonismo e imperio de sus fundadores.   Guatemala posee 13 millones de habitantes y casi la mitad es cristiana y según las estadísticas casi 5 millones pasan necesidades extremas y otros 5 millones de personas están por las noches en los cultos cantando alabanzas, gritando, dando saltos de júbilo, etc… y sus hermanos de patria pasando calamidades; Díganme donde está el cristianismo o en que dios creen, puesto que la fe sin obra es muerta.

CONCLUSIÓN:Las obras no dan la salvación, pero es el termómetro de la fe, puesto que la fe sin obra es muerta y sin fe es imposible ver a Dios, por lo tanto la obra debe de ir adjunta a la fe para ser salvo puesto que la obra es la consecuencia de una fe.   Por lo consiguiente para aquellos que creen que las obras lo van a llevar al cielo les tengo la mala noticia de que es más fácil cruzar un océano en un barco de papel que ir al cielo por medio de las obras

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: